Decime cuál es tu nombre: la identidad personal en distintas culturas

Home / Curiosidades / Decime cuál es tu nombre: la identidad personal en distintas culturas
1024px-Hello_my_name_is_sticker.svg

El nombre es uno de los elementos fundantes de nuestra identidad. De hecho, en el derecho civil argentino el nombre es uno de los atributos de la persona. O sea, es algo esencial a la personalidad: sin nombre, no hay persona.

En nuestro país, y en la mayor parte de las culturas occidentales, estamos acostumbrados a un modelo de nombre: un nombre de pila, que identifica a la persona, y un apellido, que identifica a la familia paterna. En los últimos años se recuperó el uso del doble apellido, mucho más común en otros países de habla hispana que en el nuestro, que reconoce también la familia materna. Pero en distintas culturas hay formas de nombre muy distintas que rompen con la idea de nombre/apellido a la que estamos acostumbrados. Acá van algunas, sólo para mostrar cuan variada es la existencia humana en cuestiones tan aparentemente simples como la identidad.

Seguir leyendo: Decime cuál es tu nombre: la identidad personal en distintas culturas

No necesitás una nueva cámara

Home / Fotografía / No necesitás una nueva cámara
Canon EOS 1D con lente L

Una de las preguntas más frecuentes en cualquier foro de fotografía es “Qué cámara me compro”. Muchos aficionados que compran su primera reflex enseguida piensan en cambiarla por un modelo mejor. Y aunque algún día seguramente escriba una guía de compras (al estilo de lo que hice con tablets vs. e-readers, o mi posteo sobre por qué no comprar una tele 3D), creo que la primer respuesta es “ninguna”, por lo menos de entrada.

Aclaro que esto no es algo universal y aplicable a todo el mundo. Un profesional sabrá calcular en qué medida le conviene comprar nuevas herramientas de trabajo. Un aficionado avanzado sabrá qué equipo necesita para ampliar sus opciones creativas. Pero la verdad es que ninguno de esos dos grupos debería hacer una pregunta tan amplia como “¿Qué cámara compro?”. Uno esperaría que tengan las cosas algo más claras.

Tal vez una mejor pregunta que “¿Qué cámara comprar?” es “¿En qué momento debería comprar nuevo equipo?”. Y mi respuesta desde hace años es la misma: cuando el equipo te esté limitando creativamente.

Seguir leyendo: No necesitás una nueva cámara