No necesitás una nueva cámara

Home / Fotografía / No necesitás una nueva cámara
Canon EOS 1D con lente L

Una de las preguntas más frecuentes en cualquier foro de fotografía es “Qué cámara me compro”. Muchos aficionados que compran su primera reflex enseguida piensan en cambiarla por un modelo mejor. Y aunque algún día seguramente escriba una guía de compras (al estilo de lo que hice con tablets vs. e-readers, o mi posteo sobre por qué no comprar una tele 3D), creo que la primer respuesta es “ninguna”, por lo menos de entrada.

Aclaro que esto no es algo universal y aplicable a todo el mundo. Un profesional sabrá calcular en qué medida le conviene comprar nuevas herramientas de trabajo. Un aficionado avanzado sabrá qué equipo necesita para ampliar sus opciones creativas. Pero la verdad es que ninguno de esos dos grupos debería hacer una pregunta tan amplia como “¿Qué cámara compro?”. Uno esperaría que tengan las cosas algo más claras.

Tal vez una mejor pregunta que “¿Qué cámara comprar?” es “¿En qué momento debería comprar nuevo equipo?”. Y mi respuesta desde hace años es la misma: cuando el equipo te esté limitando creativamente.

Se pueden hacer grandes fotos con cualquier cámara: con una reflex barata y un lente de kit, con una cámara compacta, con un celular. Eso no significa que cualquier buena foto pueda hacerse con cualquier equipo: algunos géneros, estilos o tomas requieren de cierto equipo especial, y no hay vuelta que darle. A esto me refiero con “limitaciones creativas”. Si vas a hacer fotografía de arquitectura, es posible que necesites objetivos con corrección de perspectiva (“tilt-shift”). Si vas a hacer fotos con poca luz, deberías comprar una cámara de sensor completo (“full-frame”) o un objetivo muy luminoso, probablemente fijo (como un 50mm f/1.4). Si vas a hacer fotos de aves probablemente vas a necesitar un teleobjetivo largo, y una cámara con un buen sistema de autofocus. En esos casos u otros parecidos estoy completamente de acuerdo en que te haría bien comprar una cámara o un objetivo nuevo.

Es muy lindo creer que comprar chiches nuevos automáticamente te va a hacer un mejor fotógrafo, pero la realidad dice lo contrario. Para mejorar tus fotos vas a tener que hacer un esfuerzo. Lo bueno es que aprender es gratis. Acá te paso algunas ideas:

1) Pensá un segundo antes de sacar la foto

El mayor problema de los fotógrafos que recién comienzan es que son impulsivos. Una buena manera de controlar esta tendencia es leyendo mi artículo sobre como mejorar las fotos que subís a Facebook. Ahí tenés varias reglas básicas para corregir errores evidentes en tus fotos.

2) Aprendé composición fotográfica.

El segundo paso para hacer mejores fotos sin cambiar la cámara es aprender composición fotográfica. Todavía no tenemos una buena guía en El Vikingo Vengador, pero Google es tu amigo. Hay reglas fáciles de entender en muchos lados.

3) Aprendé a exponer correctamente tus fotografías.

Todas las cámaras de lentes intercambiables (y muchas compactas y hasta celulares) te permiten controlar manualmente los controles de exposición de tu foto: diafragma, tiempo de exposición, e ISO. No hace falta que siempre uses el modo manual, pero en ocasiones te va a servir muchísimo saber exponer por tu cuenta.

4) Practicá, practicá, practicá

Henri Cartier-Bresson decía “Tus primeras 10.000 fotos son las peores”. Y él las hacía sin autofocus, autoexposición, modo ráfaga, ni nada, así que con la tecnología actual esas 10.000 fotos deberían ser muchas más. Es imposible progresar en ningún arte si no practicás (y de nuevo, tiene que ser práctica deliberada, no apretar el disparador a lo pavote).

5) Mejorá tu iluminación

La fotografía es pintar con luz. La iluminación hace la diferencia entre una foto mediocre y una decente. Mejorar tu iluminación puede ser comprar más equipo (flashes, rebotes, radios, etc.) o puede ser aprovechar mejor los recursos que tenés a tu disposición. Se pueden hacer cosas muy interesantes con rebotes de cartulina, linternas, velas y ventanas.

 

 

Foto de cabecera: Matthias Ott

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *